Canal RSS

Archivo de la etiqueta: cantantes

Rory Block, nacida el 6 de noviembre de 1949

Aurora “Rory” Block es conocida por ser una de las mejores intérpretes de blues acústico, además de recoger la tradición de los grandes cantantes del Delta Blues y el estilo slide, así como ser una excelente compositora.
Rory nació y se crió en Manhattan. Hija de una familia bohemia, pasó sus primeros años al lado de músicos como John Sebastian o Geoff Muldaur, clientes frecuentes de la tienda de sandalias de su padre. A los 10 años tomó la guitarra y dos años después participó en la grabación de The Elektra String Band Project, un álbum conceptual de la banda de su padre. Conoció allí a Stefan Grossman, también amante del blues, con quien visitó al reverendo Gary Davis, uno de los grandes bluesistas vivos de la época.
A los 15 años de edad, Block dejó su hogar y viajó hacia el sur, donde fue marcada directamente por el blues, gracias a la influencia generada por la presencia de Skip James y Mississippi John Hurt. Luego volvió a Berkeley, donde desarrolló su estilo slide. En 1975 grabó su primer álbum, “I’m In Love”. Después de dos grabaciones para el sello Chrysalis, produjo un disco para enseñar a tocar la guitarra blues. Al poco tiempo firmó con Rounder, casa disquera con la que mantuvo una larga relación. En esta época se mantuvo constantemente en gira, gracias a la reputación ganada como una de las mejores intérpretes del viejo country blues.
En 1987 el sello Rounder publicó el álbum “Best Blues & Originals”, una recopilación con lo mejor del trabajo de Rory Block. Continuó también grabando discos educativos y uno para niños, titulado “Color Me Wild”. Aunque muchos de sus trabajos hasta esa época obtuvieron discos de oro, no fue sino hasta 1992 que llegaron los reconocimientos, cuando ganó el premio NAIRD, entregado por los distribuidores de música independiente, por su álbum “Ain’t I a Woman”, galardón que volvió a obtener en 1994 y 1997. En 1996 obtuvo el premio W.C. Handy como Mejor álbum de blues tradicional gracias a “When A Woman Gets The Blues”. Repitió en 1997 y 1998 como Mejor Artista Femenina de Blues, y en 1999 ganó en la categoría Mejor álbum de blues acústico por su trabajo “Confessions of a Blues Singer”.
La guitarrista y cantante ha seguido de gira, no tan intensas como en sus primeras épocas cuando realizaba 250 presentaciones al año. En ocasiones es acompañada por su hijo mayor, Jordan Block, quien también participa en sus discos. En lo que va corrido de esta década ha publicado seis discos, incluyendo uno en concierto. “From The Dust”, de 2005, obtuvo buenas críticas, al igual que “The Lady And Mr. Johnson”, de 2006, el cual es una selección de canciones de su ídolo música y mayor influencia, Robert Johnson. El año anterior se publicó un DVD llamado “The Guitar Artistry of Rory Block” y este año presentó “Blues Walkin’ Like A Man”, tributo a Son House.

Blues británico: Long John Baldry

Como figura histórica de la música en Inglaterra, Long John Baldry tiene gran importancia. Cuando comenzó a cantar en su juventud, en los años 50, fue uno de los primeros vocalistas británicos en interpretar folk y blues. A comienzos de los 60 cantó en la Blues Incorporated de Alexis Korner, agrupación que sirvió como punto de partida para futuras estrellas como Mick Jagger, Jack Bruce y Robert Plant entre otros. Como integrante de Blues Incorporated, contribuyó en el primer álbum de blues británico: “R&B at the Marquee” de 1962. Después se unió a The Cyril Davies R&B All Stars, tomando su liderato luego de la muerte de Davies en 1964, cambiando el nombre a Long John Baldry and His Hoochie Coochie Men.

A mediados de los 60, Baldry ayudó a conformar Steampacket, un prototipo de súper grupo que contaba con Rod Stewart, Julie Driscoll y Brian Auger. Cuando esta banda se desintegró, Baldry lideró Bluesology, grupo que presentaba en los teclados a Reg Dwight, quien luego sería conocido como Elton John.

Para esa época Baldry era una figura reconocida en el circuito de Londres, de hecho los Beatles lo invitaron a uno de sus primeros especiales para la televisión británica en 1964, en un momento en que el cuarteto de Liverpool no era tan grande y Baldry era casi desconocido en Inglaterra.

Irónicamente, el gran éxito comercial de Baldry no llegó con el blues sino con las baladas pop orquestadas. Su sencillo de 1967, “Let the Heartaches Begin”, alcanzó el número 1 en Gran Bretaña. También logró otros éxitos a finales de los 60, siendo el principal de ellos “Mexico” en 1968, aunque ninguno de ellos impresionó al público de Estados Unidos.

El éxito comercial de sus baladas hizo que Baldry dejara el blues por un tiempo, aunque regresó al género en 1971 con el álbum “It ain’t easy” que contó con la producción de Elton John y de Rod Stewart. Este trabajo presenta un tema que logró alguna aparición en los listados norteamericanos: “Don’t try to Lay No Boogie-Woogie on the King of Rock’n’Roll”.

Rod Stewart y Elton John compartieron nuevamente la producción del álbum que publicó Baldry en 1972, que se llamó “Everything stops for tea”. A pesar de ello, nunca logró tener un reconocimiento internacional.

En 1980 se trasladó a Canadá, donde obtuvo la nacionalidad. Continuó grabando y haciendo voces para comerciales y dibujos animados. Después de luchar durante meses contra una infección en el pecho, Long John Baldry murió el 21 de julio de 2005, en Vancouver.

Donna Greene & the Roadhouse Daddies – “A girl’s gotta have a Little pleasure” (Donna Greene & the Roadhouse Daddies, 2008)

Donna Greene es una de esas extrañas cantantes, que puede llevar una canción con inteligencia, pasión y humor desde el comienzo hasta el final.Ella pone su gran corazón, su voz y su estilo a un ecléctico repertorio de blues, jazz y rhythm and blues, como si hubiera acabado de bajar de un tren en los años 40, entrado a un bar y empezado a cantar con esa capacidad vocal de pasar de un susurro a un grito de agonía. Con solo escucharla es posible recordar el glamour de esa época.

Donna ha sido comparada con un variado rango de cantantes, desde Billie Holiday hasta Dinah Washington, pasando por Peggy Lee, Etta James, Eva Cassidy y Bonnie Raitt, pero su estilo es muy propio, logrando que en muchas canciones clásicas exista algo que nunca se haya escuchado.

Lynn Drury – “All you need” (219 Records, 2006)

Esta cantante y compositora de Nueva Orleans ha sido comparada, por su fortaleza vocal, con Lucinda Williams, Bonnie Raitt y Janis Joplin.  En su música hallamos  una mezcla de sonidos como el del blues del Delta, algo del funk característico de Nueva Orleans y también algo de country y folk. A lo largo de esta producción, la cuarta en la carrera de Drury, nos encontramos con ese estilo que la hace un poco indefinible. Gracias a ese toque rural que posee, James Mathus (ex Squirrel Nut Zippers) se animó a participar en el disco (como músico y como productor) y el resultado es un aire musical muy fresco, muy moderno, pero con ciertos toques de clásico, algo que Mathus sabe hacer muy bien.

 

Koko Taylor, 1928 – 2009

A las 3 y 15 de la tarde del miércoles 3 de junio, falleció en Chicago Koko Taylor, la Reina del blues. Tenía 80 años de edad. El pasado 19 de mayo había sido operada de problemas gastrointestinales, pero desarrolló una infección que la obligó a ser internada nuevamente en el hospital, hace un par de días.

Cora Walton –su verdadero nombre- era hija de un agricultor de Shelby County, Tennessee, y llegó a Chicago en 1954 como parte de la gran migración de afroamericanos provenientes del sur a los centros urbanos del norte de Estados Unidos. Por muchos años trabajo como empleada doméstica hasta que fue descubierta por Willie Dixon en 1963. Tres años después ubicaría el tema “Wang dang doodle”, original de Dixon, en los primeros lugares de los listados de popularidad, con lo cual logró ser una de las primeras artistas  negras en Chicago, en cantar en los clubes de blancos del lado norte de la ciudad.

Koko Taylor firmó en 1975 para el sello Alligator, con el cual grabó nueve discos de los cuales ocho fueron nominados al premio Grammy. Obtuvo 29 Blues Music Awards y en 1999 fue incluida en el Hall de la Fama del Blues, momento en el cual fue considerada como la única Reina del blues.

“Old school”, último álbum de Koko, publicado en 2007, marca un retorno a ese blues que cantaba cuando llegó a Chicago. Koko Taylor era la versión moderna de cantantes como Bessie Smith y Memphis Minnie, influenciando a generaciones de mujeres en la música desde Janis Joplin y Bonnnie Raitt hasta Susan Tedeschi y Shemekia Copeland.

Audio: Koko Taylor – Wang dang doodle

Nicole Hart – “Treasure” (Blues Leaf Records, 2009)

Publicado en

Un disco muy especial, lleno de sonidos bastante excitantes. Nicole Hart and the NRG Band presentan su primera producción con Blues Leaf Records, en el cual están acompañados de algunos invitados especiales.

La banda está integrada por Nicole Hart en la voz, Lance Ong en el piano, órgano y bajo, Sonny Ken, Ron Rauso y Marc Shulman en las guitarras, Dan Mulvey, Nate Allen y Vonnnie Hudson interpretan el bajo en diferentes canciones, Swami y Ian Carroll en batería, Sandy Mack en la armónica y Albert Castiglia en voces y guitarra líder.

Desde el comienzo, con “Can’t ever let you go”, el disco empieza a mostrar lo que viene, con un piano que sirve como introducción perfecta para la voz de Nicole Hart. Suavemente la parte rítmica se va integrando y Hart pone a funcionar su magia.

Encontramos un cóver de Stevie Wonder, “Higher ground”, en el cual aparece toda la potencia vocal de Nicole, en compañía del Hammond B3, para crear una de las mejores atmósferas que tiene la grabación.

A lo largo de esta producción, encontramos pruebas para decir que Nicole Hart se perfila como una de las mejores voces del blues contemporáneo.

Shemekia Copeland, nacida el 10 de abril de 1979

El pasado 10 de abril la cantante Shemekia Copeland, hija del reconocido guitarrista Johnny Copeland, cumplió 30 años de edad. Ella comenzó a mostrarse en el mundo de la música poco antes de finalizar su adolescencia, proyectando gran madurez a lo largo de sus escasos años de carrera, con un estilo que se enmarca en la tradición de Koko Taylor y de Etta James.

Copeland, nacida en Harlem en 1979, fue movida por su padre a cantar desde el comienzo, gracias a que Johnny le pedía que lo acompañara en el escenario del Cotton Club desde que tenía ocho años de edad.

La carrera de Shemekia comenzó realmente a los 16 años de edad, cuando la salud de su padre empezó a deteriorarse debido a problemas cardiacos. Él llevó a su hija de gira, como su acto de apertura, lo que ayudó a establecer su nombre en el circuito del blues, logrando un contrato con Alligator Records para grabar su álbum debut, “Turn the heat up” en 1998, cuando tenía 19 años, el cual fue recibido con buenas críticas por parte de la prensa especializada, la cual alabó su energía y pasión. Infortunadamente, Johnny Copeland ya no vivía para disfrutar del gran comienzo de su hija.

Enmarcada ya como una de las promesas a seguir, Shemekia Copeland visitó casi todos los festivales de bues más importantes que hay en América y en Europa. Su segundo álbum, “Wicked”, fue publicado en 2000 y presentaba un dúo con una de sus heroínas, Ruth Brown. Gracias a este trabajo, Shemekia ganó tres premios W.C. Handy: Canción del año, Álbum del año y Artista Femenina Contemporánea.

En 2002, Copeland presentó “Talking to strangers”, álbum producido por el pianista Dr. John. En 2005 llegó “The soul truth”, último trabajo con Alligator Records, y este año grabó “Never going back” para el sello Telarc, producciones que van mostrando el aumento de la calidad interpretativa de esta cantante.

Audio: Shemekia Copeland – It\’s 2 AM

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.728 seguidores

%d personas les gusta esto: