Alberta Hunter (1895 – 1984)

Alberta_Hunter_t607Alberta Hunter fue una cantante afroamericana muy popular, que cruzó los caminos del jazz, del blues y de la música popular. Hizo importantes contribuciones a estos géneros aunque siempre declaraba que nunca se propuso a hacerlo. Hunter grabó a lo largo de seis décadas del siglo pasado y disfrutó de una carrera que muchos músicos envidiarían.
Hunter nació en Memphis, el 1º de abril de 1895, y su familia se reubicó en Chicago cuando ella tenía 12 años. Su carrera comenzó hacia 1910 en los burdeles del lado sur de Chicago. Trabajó con los pianistas Tony Jackson y Lil Hardin Armstrong, llegando a cantar en clubes exclusivos para blancos, pero luego de un incidente con su pianista acompañante, quien murió víctima de una bala perdida, tomó la decisión de trasladarse a Nueva York.
Una vez Alberta Hunter llegó a la Gran Manzana, hizo contacto con Harry Pace, del sello Black Swan. Sus primeras grabaciones para esta casa disquera corresponden a mayo de 1921 y se convirtieron en los primeros registros de blues hechos por Black Swan. Posteriormente, cuando Paramount compró a Black Swan, esas grabaciones se mezclaron con nuevas canciones, llegando Hunter a tener un amplio dominio del mercado de los denominados Race Records. Sus discos también fueron prensados por sellos como Puritan, Harmograph y Silvertone bajo seudónimos como Josephine Beatty, Alberta Prime, Anna Jones y May Alix, quien en realidad era una cantante pero de nivel inferior.
Muchas personas se acostumbraron a la voz de Alberta Hunter gracias a sus grabaciones posteriores a 1977, pero sus primeras sesiones fueron muy importantes, por ejemplo en 1923, para Paramount, Hunter fue acompañada por el grupo blanco The Original Memphis Five, o se destaca también las canciones “Cake Walking Babies From Home” y “Texas Moaner Blues” con Louis Armstrong y Sidney Bechet. Así mismo se encuentran registros con la primera orquesta de Fletcher Henderson y acompañamientos por partes de Fats Waller, Eubie Blake, Lovie Austin y Tommy Ladnier. Entre 1921 y 1925, Alberta Hunter llegó a grabar 80 canciones.
Durante los años 20, Alberta Hunter también fue reconocida como compositora: el primer éxito de Bessie Smith, “Downhearted Blues”, fue escrito por ella. Gracias a su trabajo pudo viajar a Europa en 1927 y mantenerse alejada de la depresión económica de Estados Unidos. En Londres, año 1934, Hunter hizo varias grabaciones con la orquesta de Jack Jackson, muchas de ellas alejadas del jazz y del blues. A su regreso a Estados Unidos, en 1935, todavía el público la recordaba pero no encontró mucho espacio para grabar. Trabajó con sellos como ARC, Bluebird y Decca pero no tuvo éxitos en listados o algunas canciones nunca fueron publicadas. Finalmente decidió grabar con sellos poco confiables como Regal o Juke Box para mantenerse activa hasta vincularse con el ejército estadounidense en la segunda guerra mundial para participar en los conciertos que llevaban a la tropa, mostrando su amplio poder de convocatoria.
En 1956 Alberta Hunter decide retirarse del negocio de la música para trabajar como enfermera en un hospital de Nueva York. Ni sus pacientes ni sus compañeros de labores sabían quién era ella o de lo famosa que había sido y ella prefirió permanecer en ese anonimato. En 1961 rompió está rutina para grabar un álbum homenaje para Bluesville, en el cual se reunió con sus antiguos compañeros Lovie Austin y Lil Hardin Armstrong.
Cuando Hunter dejó su trabajo como enfermera, en 1977, tenía 81 años y la fuerza necesaria para volver a la música. Para esa época su voz era sucia, carrasposa, lo cual llamó mucho más la atención de sus fanáticos. Alberta Hunter grabó cuatro discos para Columbia entre ese año y 1984, dentro de los que se encuentra “Amtrak Blues”, producción por la cual muchos jóvenes entusiastas del blues la conocieron.
Alberta Hunter junto con Sippie Wallace fue de las primeras cantantes afroamericanas en dar el gran salto de los burdeles al estrellato. Aunque desafía cualquier tipo de categorización, el hecho es que ella estuvo en la escena antes de que los mismos géneros musicales se definieran. Su longevidad musical se basó en que tuvo éxito en adaptar su estilo a los cambios en el gusto popular, así como a los de su vida personal. Alberta Hunter falleció el 17 de octubre de 1984.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s