Big Joe Turner (1911 – 1985)

La voz de Big Joe Turner, uno de los grandes cantantes de la postguerra, se podía escuchar hasta lo más profundo de cualquier sitio en el que cantara y sin necesidad de usar micrófono. Turner fue una figura resiliente en la historia del blues, quien tocó con mucho éxito boogie-woogie, jump-blues y estuvo presente en la primera ola del rock & roll. Turner fue producto de la amplia escena de Kansas City. Su corpulencia, que hacía juego con el poder de su voz, hizo que desde su adolescencia se le abrieran muchas puertas de los locales más prestigiosos y también de los menos. Atendía bares y cantaba blues en ellos hasta que se enganchó con el pianista Pete Johnson, a comienzos de los años 30, en una sociedad que duró cerca de 13 años.
La primera aparición de Turner y Johnson ocurrió en 1938, en el famoso show Spirituals to Swing, organizado por John Hammond, en el que debería participar Robert Johnson. En esta presentación histórica, la pareja interpretó “Low Down Dog” e “It’s All Right, Baby” y compartió escenario con Big Bill Broonzy, Sonny Terry, The Golden Gate Quartet y Count Basie. Como esa revista musical fue en diciembre, Turner y Johnson grabaron “Roll’Em Pete” para Vocalion, un tema que Big Joe regrabó muchas veces a lo largo de su carrera. Al año siguiente llegó “Cherry Red”, con el trompetista Hot Lips Page y un gran combo soporte. En 1940 Turner grabó “Piney Brown Blues”, nuevamente con Pete Johnson en los teclados, y se trasladó al sello Decca en los que hizo registros con personal muy calificado como Willie “The Lion” Smith y el trío de Freddie Slack.
Big Joe Turner se aventuró a irse a California durante la época de la guerra, haciéndose un buen nombre en el circuito de Los Ángeles. En 1945 firmó con National Records con el que grabó su primer éxito “My Gal’s a Jockey y los contratos no pararon, llegando incluso Turner a grabar Turner con Wynonie Harris, quien fuera su principal rival de la época. Para finales de la década de 1940, muchos sellos de la costa oeste de Estados Unidos tenían una o dos canciones de Big joe Turner en su catálogo. El cantante pasó de RPM a downBeat, luego por MGM, Freedom e Imperial en la década de 1950, aunque sus grabaciones no tuvieron muchas ventas. Sin embargo los buenos tiempos de Turner estaban por llegar y el momento ocurrió una noche en el teatro Apollo de Nueva York, cuando Big Joe reemplazó como cantante a Jimmy Rushing en la orquesta de Count Basie y fue visto por los propietarios de Atlantic Records, quienes de inmediato le ofrecieron un contrato de grabación.
En 1951 Big Joe Turner abrió su camino en Atlantic con “Chains of Love”, que lo volvió a llevar a los primeros lugares de éxitos. De ahí en adelante su nombre no bajó de ahí gracias a temas como “Don’t You Cry”, “Chill Is On” y “Sweet Sixteen”. Además demostró que tenía mucho prodigio para acomodarse a cualquier estilo musical y regional , como ocurrió con canciones como “Honey Hush”, grabada en Nueva Orleans con el trombonista Pluma Davis y el saxofonista Lee Allen, o con “T.V. Mama”, registrada en Chicago con el guitarrista Elmore James. El compositor Jesse Stone fue el encargado de escribir el mayor éxito de Big Joe Turner: “Shake, Rattle an Roll”, que en 1954 fue el segundo tema de Big Joe que llegó al primer lugar de las listas. Este tema llegó a ser tan popular que Bill Halley & The Comets y Elvis Presley hicieron sus respectivas versiones, siendo exitosas también. De repente, a los 43 años de edad, Turner se convirtió en estrella de rock gracias a “Well All Right”, “Flip Flop And Fly”, “Hide And Seek”, “Morning, Noon And Night” y “The Chicken And The Hawk”, todas con el mismo tempo de “Shake, Rattle And Roll”.
En 1956, Big Joe Turner actualizó el clásico de la preguerra “Corrine Corrina”, el cual fue éxito masivo. Sin embargo, la aceptación comercial de Turner comenzó a desvanecerse debido a la orientación hacia el jazz que Atlantic le dio al sonido del cantante, buscando llegar al mercado adulto. Big Joe estuvo activo con Atlantic hasta 1959 y la década de 1960 no fue muy llamativa en su carrera, a excepción de un álbum con Bill Haley & The Comets. Para el final de la década, la contribución de Big Joe Turner a la historia del blues comenzó a tener el reconocimiento merecido. En las décadas del 70 y 80 grabó con luminarias del jazz en sesiones bastante relajadas. Otro proyecto notable vino en 1983 y fue “Blues Train”, colaboración con Roomful of Blues. Turner siguió en gira a pesar de algunos quebrantos de salud que lo condujeron a la muerte el 24 de noviembre de 1985.

Un comentario sobre “Big Joe Turner (1911 – 1985)

  1. Hola Diego! sólo te quiero comentar que con Joe me hiciste recordar The Trumpet Kings Meet Joe Turner, uno de sus trabajos que más me gustan, lo obtuve en caset en aquel tiempo del siglo pasado, y también darte las gracias por Bad Boy, que ya descargué. Con Mayall empecé a seguir los blues y así, fue mi iniciador, sin duda. Bueno, no había leído y mira de qué hablo, “Morning, Noon and Night” y “TV Mama” son dos de las incluidas. Mis felicitaciones por tu excelente trabajo, y aquí seguimos. Recibe mis cordiales saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s