Los mejores discos de 2015 (3)

Fue muy difícil hacer la selección de los mejores discos publicados el año pasado. Sin embargo he hecho una lista con los 25 álbumes que a mi juicio se destacaron en 2015. Aclaro que no se encuentran en ningún orden. Aquí la tercera entrega.

Sherwood Fleming - Blues, Blues Blues“Blues, Blues, Blues” de Sherwood Fleming combina a un gran cantante con un grupo de soporte integrado por reconocidos artistas de la escena. Aunque el nombre del músico pueda sonar más a un fotógrafo de modas o al del presidente de una compañía de inversión, aquí hay más blues del que se puede esperar sin necesidad de tener que imponerse un sobrenombre sonoro para dar cuenta del género musical que se interpreta. Fleming hace parte de los descubrimientos del productor Eddie Stout, quien se ha encargado de promover a viejos hombre y mujeres de blues que todavía cuentan con la vitalidad musical pero que, por alguna razón, viven fuera de ese mundo, pero la visión y el amor por la música que tiene Stout les han permitido tener una nueva opción, como es el caso de Sherwood Fleming, cantante nacido en 1936 que a finales de los años 50 grabó tres sencillos pero al no poder firmar con ningún sello disquero quedó perdido hasta este año, cuando la casa Dynaflow le permitió grabar su disco debut, el cual tiene un ritmo interesante, mezclando canciones originales de Fleming con unas versiones muy bien escogidas, que incluyen temas de Ike Turner, Bob Geddins y Mahalia Jackson.

John Mayall - Live in 1967“Live In 1967” es una purga de archivos de una de las mejores formaciones que tuvieron los Bluesbreakers de John Mayall con Peter Green en la guitarra, John McVie en el bajo y Mick Fleetwood en la batería, quienes solo estuvieron tres meses juntos pero dejaron un legado inmenso en la música. Este disco llega al mercado luego de que un fanático holandés de John Mayall le enviara extractos de unas grabaciones que había realizado de forma secreta de presentaciones de los Bluesbreakers en cinco clubes de Londres. Mayall compró las grabaciones y comenzó su proceso de restauración, que aunque no las dejó en muy buena calidad permite percibir lo duro del ambiente que se vivía en esa época de finales de la década de 1960. El repertorio incluye algunas canciones de los primeros discos de los Bluesbreakers, otras que aparecerían en “Crusade”, varias que fueron grabadas como sencillos y otras que por fin aparecen en disco. “Live in 1967” ofrece toda la magia de una banda que a pesar de estar unida por poco tiempo, tuvo una increíble cohesión, dejando espacio para la improvisación y para el brillo de la guitarra de Peter Green quien nunca dudó en tomar el lugar de Eric Clapton en la legendaria banda británica.

lazer lloydLloyd Paul Blumen se mezcla con Eliezer Pinchas Blumen y da como resultado Lazer Lloyd, músico judío ortodoxo que creció en Estados Unidos y que en su camino hacia Nashville para comenzar su carrera de grabación, conoció a un rabino que lo convenció de ser su pareja musical e ir a Israel a hacer una gira. Eso fue hace 20 años y desde que llegó, Lloyd se enamoró de la Tierra Santa y se ha convertido en uno de los principales artistas de la escena musical israelí. En su nuevo disco, Lazer Lloyd hace lo que muchos músicos de comienzos del blues hicieron, mezclar su sonido particular con el góspel, poniendo un mensaje divino en cada canción. Para muchos puede ser fuente de inspiración, para otros se habla demasiado de Dios, pero no queda duda de la pasión de este bluesman de Tel Aviv que combina el jazz de Wes Montgomery, sonidos sicodélicos, algo de Stevie Ray Vaughan y Jimi Hendrix, rap y una voz en el rango de Eddie Vedder. La música de Lloyd es directa, una guitarra muy sólida y letras apasionadas, muy creíbles, que describen toda su fe.

The Word - Soul FoodCatorce años han pasado desde que John Medeski, Robert Randolph, Chris Chew y los hermanos Cody y Luther Dickinson se unieron para formar The Word y grabar un disco con ese mismo nombre que, contrario a la designación de la banda, ofrecía góspel instrumental. Casi cinco lustros se demoraron para volverse a reunir para registrar un nuevo álbum, “Soul Food”, en el que continúan con la misma devoción hacia el góspel pero esta vez con la voz de la cantante Ruthie Foster incorporada. “Soul Food”, grabado en Nueva York y en Memphis, retoma el sonido de The Word en el punto en el que lo dejó su anterior producción. Musicalmente es un disco mucho más enfocado y más ajustado, no hay canciones que duren más de seis minutos, pero toda la alegría, la crudeza y la espontaneidad de estos músicos se pueden percibir. Hay blues, rhythm and blues, algo de rock y otros sonidos. The Word se expresa como un conjunto a pesar del tiempo de separación. “Soul Food” es tan revolucionario como su predecesor pero es más fuerte y se aventura más musicalmente.

Desde 1999 The Texas Horns se ha movido por los diferentes escenarios y estudios y este año llega su sonido por primera vez en disco, en una grabación en la que fueron acompañados por algunos de sus mejores amigos del negocio. Mark Kazanoff, John Mills y Adalberto Gómez han acompañado con sus instrumentos a artistas como Bonnie Raitt, Buddy Guy, Dr. John, Los Lobos y The Allman Brothers Band, entre otros, y ahora han decidido ser los protagonistas aunque siempre tuvieran un papel preponderante en los álbumes en los que han participado. Kazanoff interpreta saxofón tenor, armónica y se encarga de la parte vocal; Mills hace sonar saxofones barítono y tenor mientras que Gómez toca la trompeta y el bugle. Las canciones se mueven entre temas clásicos de los años 40 y 50 más algunas composiciones originales, en un rango en el que los vientos se llevan toda la atención. A esta apuesta hay que sumarle los acompañantes, todos muy curtidos en la escena blues de Texas como el baterista Barry Smith y el guitarrista Derek O’Brien, más invitados especiales como la cantante Marcia Ball o los guitarristas W.C. Clark y Anson Funderburg. Las grandes bandas casi no se mueven en esta época debido a contingencias financieras y logísticas, por lo que un proyecto como “Blues Gotta Hold Me” de The Texas Horns es muy bien recibido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s