Varios artistas – God Don’t Never Change: The Songs Of Blind Willie Johnson (Alligator Records, 2016)

En 1977, la NASA envió al espacio la nave Voyager 1 en un viaje hacia lo más lejano del espacio exterior. Con la esperanza de que algún día otra forma de vida tuviera contacto con la nave, se introdujeron algunos elementos para que esos seres conocieran algo de la humanidad, dentro de esos objetos se halla un disco de oro con algunas grabaciones como el latido del corazón, música de Beethoven, Bach y la canción “Dark Was The Night, Cold Was The Ground” de Blind Willie Johnson. Este año Alligator Records publicó “God Don’t Never Change: The Songs Of Blind Willie Johnson”, once canciones que recogen la herencia de este virtuoso del slide y de la voz, en versiones interpretadas por Tom Waits, Lucinda Williams, Dereck Trucks y Susan Tedeschi, Cowboy Junkies, The Blind Boys Of Alabama, Sinéad O’Connor, Luther Dickinson con The Rising Star Fife & Drum Band, Maria McKee y Rickie Lee Jones. Blind Willie Johnson grabó 30 temas entre 1927 y 1930, dejando un valioso legado, una música que mezclaba el fervor crudo del góspel con una guitarra llena de fuego. Sus canciones eran tradicionales o venían de los himnos cantados en las iglesias, pero cuando eran interpretadas por Johnson, su voz y su guitarra las transformaban en algo completamente original. Blind Willie Johnson estuvo dentro de los artistas más vendedores de su época pero la depresión económica acabó con su carrera. De acuerdo con varios de los participantes en “God Don’t Never Change: The Songs Of Blind Willie Johnson”, la música de Johnson tocó a todo el mundo pues tenía un sonido muy honesto, tan terrenal que al escucharla actualmente suena moderna pues habla de la condición humana y de la firmeza ante esta situación. Ha viajado por el tiempo con la misma intensidad que el mismo momento en que fue entregada a quienes la escucharon en la esquina de alguna calle en Texas. En “God Don’t Never Change: The Songs Of Blind Willie Johnson” cada uno de los artistas suena como si hubiera nacido con el mensaje y la palabra de Johnson. El trabajo colectivo va más allá de un álbum tributo pues las interpretaciones son una afirmación de la fe tan profunda como el alma de un hombre, con un mensaje eterno que tal vez ya esté siendo escuchado en el extremo más oscuro y frío del universo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s