Johnny “Guitar” Watson (1935 – 1996)

La reinvención ayudó a que Johnny “Guitar” Watson llegará a la cima del éxito. El talentoso guitarrista tenía un gran reputación como habilidoso guitarrista en la década de 1950, pero 20 años después ese trato admirable no le servía para tener dinero así que cambió su imagen a la de un funkster con estilo de proxeneta ganando más popularidad y logrando el éxito con canciones como “A Real Mother For Ya” o “Superman Lover”.
Las raíces de Watson están en la fértil escena blues de Houston, Texas. Durante su juventud tocó con sus amigos Albert Collins y Johnny Copeland pero dejó la ciudad para trasladarse a Los Ángeles, California, cuando tenía 15 años de edad. Su primer instrumento fue el piano, el cual tocó en la banda de Chuck Higgins en el éxito “Motorhead Baby” de 1952.
En 1953 firmó para el sello Federal bajo el nombre de Young John Watson. Sus primeras grabaciones lo mostraron todavía tocando los teclados pero un año después demostró ser un virtuoso de la guitarra al grabar el tema instrumental “Space Guitar”, que está considerado como una de las más grandes interpretaciones de la época, con efectos que presagiaban el futuro sonoro del rock.
Watson se trasladó en 1955 al sello RPM y registró algunos de los mejores blues de ese año como “Hot Little Mama”, “Too Tired” y “Oh Baby”, que ofrecían al público fenomenales ataques de guitarra; otros temas como “Someone Cares For Me” tenían influencia de Ray Charles mientras que “Three Hours Past Midnight” mostraba a Watson como un cantante interesante aunque llamaba más la atención como guitarrista. Sin embargo, su primer éxito llegó con la balada “Those Lonely Lonely Nights”.
Aunque Watson grabó para RPM un demo de “Gangster Of Love”, la versión original llegó en 1957 para Keen. Watson registró sencillos para Class, Goth, Arvee y Escort. A comienzos de la década de 1960 volvió a grabar “Gangster Of Love” para el sello King, alcanzando un poco más de oyentes y en 1962 logró llegar a los listados con la apasionada balada “Cuttin’ In”.
Nunca contento con permanecer en un mismo estilo durante mucho tiempo, Watson llegó a Chess en 1964 para grabar un disco con corte jazz en el que volvió a tocar el piano. Un año después llegó a Inglaterra y grabó con el sello Decca al lado de su amigo Larry Williams, con quien también registró temas para Okeh, como “Mercy, Mercy, Mercy”.
Aunque para comienzos de 1970 Watson tenía éxito, era poco lo que se había escuchado de su música, por lo que el artista se decantó hacia el funk. Llegó a los listados con “I Don’t Want To Be A Lone Ranger” y después grabó para DJM Records “A Real Mother For Ya” en 1977 y una versión actualizada de “Gangster Of Love” al año siguiente.
Entrando en la década de 1980 Watson puso en los listados “Strike On Computers” pero para 1984 parecía perderse nuevamente. Sin embargo regresó a los primeros lugares con el disco “Bow Wow”, con el que ganó una nominación al premio Grammy como Mejor álbum de blues contemporáneo a pesar de que su contenido era puro funk de la vieja escuela. Cuando Johnny “Guitar” Watson estaba en uno de los mejores momentos de su carrera, la muerte se llevó durante una gira de conciertos en Japón el 17 de mayo de 1996.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s