Bob Corritore (1956)

Bob Corritore es uno de los más activos intérpretes de armónica que tiene actualmente la escena del blues. Su apasionado estilo lleva encima toda la herencia de la vieja escuela, fuente de la cual Corritore bebió directamente al tocar con muchos de los pioneros de Chicago. El sonido de su armónica se puede escuchar en más de 50 grabaciones, tanto en calidad de líder como de músico acompañante. Bob no solamente es conocido por ser intérprete de armónica, es ampliamente destacado también por ser propietario de club, productor musical, presentador de radio y compositor.
Corritore nació el 27 de septiembre de 1956 en Chicago. Su primer contacto con el blues fue a través de la radio, escuchando las canciones de Muddy Waters y de otros grandes del género. A los 13 años de edad, el blues lo movió a iniciar su colección de discos y a aprender a tocar la armónica. Su pasión por la música aumentó gracias a los shows que en su adolescencia pudo apreciar y a tocar al lado de varios de sus artistas favoritos en el legendario mercado de la calle Maxwell, debido a que no tenía la edad permitida para ingresar a los bares. Big Walter Horton, Junior Wells, Big John Wrencher y Carey Bell fueron algunos de los músicos que pasaron sus trucos a Bob Corritore. En la década de 1970 y 1980 hizo parte de las bandas de Tail Dragger, Big Moose Walker, Willie Buck y Eddie Taylor a la vez que trabajo por primera vez como productor llevando a estudio a Little Willie Anderson y Big Leon Brooks para grabar sus discos debut.
En 1981, Bob se aventura a irse a vivir a Phoenix, Arizona, ciudad en la que posteriormente se le unió su amigo Louisiana Red. Ambos empezaron a girar en los alrededores durante un año y después Red se fue a vivir a Alemania. Para lo que quedó de la década de 1980 Corritore trabajó con artistas como Big Pete Pearson, Buddy Reed y Janiva Magness. En 1984 creó su programa radial “Those Lowdown Blues” que todavía sigue al aire. En 1986 convenció al baterista Chico Chism de trasladarse a Arizona y comenzó una sociedad musical de 20 años. En 1991 abrió The Rhythm Room, uno de los clubes de blues más famosos de Estados Unidos, espacio que sirvió para expandir los aires del blues gracias a la llegada de grandes artistas, cuyas presentaciones Corritore aprovechó para grabar.
Para finales de la década de 1990, Bob Corritore presentó su disco debut en los cuales mezcló las mejores grabaciones de su archivo. El disco se llamó “All-Star Blues Sessions” y fue publicado por el sello HighTone. Esta coyuntura sirvió para una larga colaboración de Corritore con la casa disquera, en algunas ocasiones como intérprete de armónica y en otras como productor. Esto también sirvió para que Bob se abriera espacio en el circuito de festivales de blues en Estados Unidos. Otras producciones funcionaron también para abrirle las puertas de los fanáticos del blues en Europa.
Para 2010, Bob Corritore firmó con el sello Delta Groove, casa para la que ha grabado varios discos como solista y en compañía de otros músicos, producciones por las cuales ha recibido diferentes galardones. Esta actividad la ha combinado con la organización de diferentes eventos que recuerdan las tradicionales revistas musicales de blues, por lo que Corritore se ha convertido en un referente especial para mantener la vieja escuela del género a nivel mundial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s