Victoria Spivey (1906-1976)

Victoria Spivey fue una de las mujeres que más influencia generó en blues, sencillamente porque estuvo el tiempo suficiente para acompañar a toda una legion de jóvenes mujeres y hombres que redescubrieron el blues a mediados de los años 60 en Estados Unidos, quienes habían recibido el blues gracias a las bandas británicas y a sus contrapartes estadounidenses como Paul Butterfield y Elvin Bishop. Spivey hizo de todo: escribió canciones y las canto mientras tocaba el piano o el órgano.
Spivey comenzó su carrera de grabación a los 19 años de edad, surgiendo de los mismos oscuros lugares de Houston y Dallas de los que salió también Sippie Wallace. En 1918 abandonó su hogar para trabajar como pianista en el Lincoln Theater de Dallas, a comienzos de los años 20 tocaba en salones de juegos y burdeles en Galveston y Houston con Blind Lemon Jefferson. Dentro de las múltiples influencias de Spivey estaba Ida Cox, de quien tomó su estilo, y también Bobby “Blue” Bland, Sara Martin y Bessie Smith. Como muchas otras cantantes que tuvieron su auge en las décadas de 1920 y 1930, Spivey no tenía ningún temor por interpretar canciones con letras sexualmente sugestivas, lo cual se convirtió en una bendición 40 años después con la revolución sexual de los años 60.
La primera grabación de Victoria Spivey fue en 1926 para OKeh y después siguió vinculada a la casa disquera como compositora. En la década de 1930 Spivey grabó para Victor, Vocalion y Decca para trasladarse después a Nueva York, donde participó en varios espectáculos musicales. En esa época grabó y pasó algún tiempo de gira con Louis Armstrong. Para los años 50, Spivey se alejó del negocio de la música para cantar en la iglesia, sin embargo gracias a su propio sello Spivey Records, encontró de nuevo el camino de su vieja carrera grabando el disco debut de su casa disquera al lado de Bob Dylan.
Con el comienzo del movimiento folk-revival a principios de la década del 60, Spivey fue una cantante muy solicita en el circuito folk. Contrario a otras artistas de su generación, Victoria Spivey continuó su carrera de grabación hasta los años 70, influenciado con su estilo a músicos como Bob Dylan, Sparky Rucker, Ralph Rush, Carrie Smith, Edith Johnson y Bonnie Raitt.
Dentro de los discos grabados por Spivey para su propio sello y para otras casas están “Songs We Taught Your Mother”, “Idle Hours”, “The Queen And Her Knights” y “The Victoria Spivey Recorded Legacy Of The Blues”. A lo largo de la década del 70, Victoria Spivey recibió múltiples homenajes por su contribución al mundo de la música. Spivey murió el 3 de octubre de 1976, producto de una hemorragia interna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s