Smiley Lewis (1913 – 1966)

Smiley Lewis fue conocido como el cantante de la mala suerte, debido a que nunca vendió mñas de 100.000 copias de los sencillos que grabó para el sello Imperial. Sin embargo, si se mira detenidamente, Lewis tuvo suerte en muchos aspectos: fue acompañado por muchos de los mejores músicos de Nueva Orleans, lo cual le permitió dejar un maravillo legado musical.
Overton Lemons irrumpió en si juventud con una buena voz y algunas habilidades para tocar la guitarra en el Barrio Francés de Nueva Orleans, acompañando en varias ocasiones al pianista Tuts Washington y haciéndose llamar como Smiling Lewis. Para 1947 su esfuerzo lo llevó a una sesión para DeLuxe Records de la cual salió su debut “Here Comes Smiley”. Nada sucedió con esa placa pero cuando Lewis se pasó para el sello Imperial, las cosas comenzaron a moverse.
A medida que el sonido Rhythm and Blues se fue desarrollando en Nueva Orleans, Lewis siguió un camino paralelo así su estilo tuviera cierto parecido con el rock’n’roll. Su primer éxito fue “The Bells Are Ringing” en 1952 pero tuvo más ventas con “I Hear You Knocking” en 1955. Ahí se puede decir que comenzó la mala suerte de Lewis, pues Gale Storm barrió todos los listados con su versión de “I Hear You Kocking”, la cual vendió más de 1 millón de copias. Pero Storm no pudo disfrutar mucho esa gloria pues la llegada Joe Turner, con otra canción de Lewis, puso el listón mucho más alto, algo que motivó a Smiley Lewis en su trabajo.
Curiosamente, Fats Domino y Elvis Presley comenzaron a mostrar un avance en listas con canciones que Smiley Lewis. Otro tema de Lewis, “Shame, Shame, Shame” fue incluido en la banda sonora de la cinta “Baby Doll” pero no logró entrar en los listados de éxitos.
Después de un largo y algo beneficioso camino por Imperial, Lewis se movió a OKeh, luego pasó por Dot y Loma, donde grabó una nueva versión de “The Bells Are Ringing”, producida por Allen Toussaint. Eso fue en 1956, momento en el que el cáncer de estómago empezó a devorarse al cantante, que murió en 1966 completamente olvidado en su casa de Nueva Orleans. Sin embargo, en décadas posteriores el camino se corrigió y se hizo justicia, poniendo a Smiley Lewis en el lugar de uno de los mejores artistas de Nueva Orleans en la década de 1950.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s