Mississippi John Hurt (1893 – 1966)

Ningún músico de blues ha tenido una imagen más gentil y más genial que Mississippi John Hurt. Un guitarrista con una extraordinaria lírica y un estilo de punteo muy refinado, que cantaba de manera cálida como pocos podían hacerlo en su campo y con una influencia góspel que daba a su música una profundidad y un ánimo de reflexión inusuales. Junto con la gratitud y el asombro que sintió al encontrar una audiencia masiva al final de su vida, ofreciendo conciertos para miles de personas por miles de dólares, esas cualidades hacen de los discos de Hurt una experiencia auditiva sin igual.
John Hurt creció en Avalon, población del Mississippi Hill Country. Comenzó a tocar la guitarra en 1903 y a los pocos años ya tocaba en fiestas, interpretando un repertorio que incluía más ragtime que blues. Como trabajador, vivió en relativo aislamiento y fue hasta 1916, cuando trabajó en el ferrocarril, que su horizonte se amplió, al igual que su música, gracias a su labor al lado de violinista Willie Narmour.
Un cazalentos del sello Okeh que fue hasta Avalon para grabar a Narmour quedó encantado con el talento de Hurt y lo firmó para una rápida sesión que se llevó a cabo en Memphis, en 1928. Allá grabó ocho cortes, de los cuales dos fueron publicados, pero tuvo la suerte de ir a Nueva York ese mismo año para una sesión más.
La destreza de John Hurt con la guitarra y su canto plano, muy natural, fueron aparentemente su ruina, por lo menos en cuanto a popularidad se refiere, pues su música no servía para las fiestas y los lugares llenos de público sino que se acomodaba más a un espacio íntimo. En ese sentido, Hurt fue uno de los primeros músicos de blues que confió plenamente en sus grabaciones para alcanzar el éxito masivo, pues sus discos representaban plenamente lo que él era, contrario a artistas como Furry Lewis o Blind Blake que tenían un sonido en disco y otro completamente diferente en vivo. Adicionalmente, Hurt nunca se consideró a sí mismo como un cantante de blues, prefiriendo dejar que su voz relativamente débil hablara por sí misma, sin compensarla con alguno de los trucos que podría haber usado en el estudio.
Mississippi John Hurt no tuvo grandes canciones dentro de su repertorio, temas como “Frankie”, “Louis Collins”, “Avalon Blues”, “Candy Man Blues”, “Big Leg Blues” o “Stack O’Lee Blues” no fueron éxito en ventas en su momento pero fueron tan brillantes que se convirtieron en influencia e inspiración para las generaciones posteriores. Mientras tanto, Hurt era feliz viviendo en su finca, trabajando como mano de obra y tocando música para sus amigos cuando la ocasión lo permitía.
Mississippi John Hurt pudo haber vivido y fallecido en la oscuridad de no haber sido por el movimiento folk revival de finales de los años 50 y comienzos de los 60. Una nueva generación de oyentes, en su mayoría universitarios, comenzaron a interesarse por la música de sus zonas de influencia, no solo escuchándola sino también investigando para preservarla. Fue así como Tom Hoskins descubrió a John Hurt en Avalon, a pesar de que su música llevaba más de 30 años sin ser escuchada. Hurt tenía 70 años y estaba cansado de romperse la espalda por pequeñas cantidades de dinero, pero su habilidad musical seguía intacta por lo que no se negó a volver a ser escuchado.
Hoskins arregló una serie de conciertos, incluyendo la aparición de Hurt en el festival folk de Newport, donde fue recibido como una leyenda viviente. Esto le abrió un nuevo mundo a Mississippi John Hurt, quien fue agradecido al encontrar a miles de personas dispuestas a escuchar lo que cantara o dijera. Una gira por universidades y unas sesiones de grabación siguieron a esas actividades, primero algo no muy formal para que el músico se sintiera cómodo y luego llegaron unas auspiciadas por Vanguard Records.
Treinta y cinco años después de sus primeras grabaciones, Mississippi John Hurt encontró la audiencia masiva para su material. Tomó la oportunidad, tocó en conciertos y grabó nuevos discos con sus viejas canciones a la vez que sacó del archivo algunos temas que nunca registró. No se sabe qué tanto de su repertorio dejó Hurt al descubierto, pero fue tanto que dejó un gran legado, tanto de sus temas propios como de otros compositores.
Algunos aspectos de la fama tardía no fueron bien asimilados por Mississippi John Hurt. El dinero era más de lo que esperaba, aunque no fuera lo que ganaba una estrella del momento, pero ganar mil dólares por concierto era algo con lo que él no sabía cómo tratar. Lo que Hurt sabía hacer era cantar y tocar la guitarra, así que tomó el camino de las grabaciones. Vanguard Records publicó “Today!”, disco con material inédito de sus primeras sesiones. Adicionalmente, se publicó “The Best Of Mississippi John Hurt”, registro de un concierto universitario en el que Hurt se encontraba en plenitud de sus facultades. John Hurt grabó un álbum más, “The Immortal Mississippi John Hurt”, el cual fue publicado después de su muerte pero fue mucho mejor “Last Sessions”, logrado a partir de material de su última sesión, publicado también después de su muerte. Estas grabaciones rompen los parámetros líricos de Hurt y lo muestran con una voz y una guitarra más fuertes que nunca meses antes de morir.
Mississippi John Hurt dejó un legado único en los anales del blues, no solo en términos musicales sino también en la forma en la que un hombre humilde y trabajador nunca se preocupó por la fama y la fortuna, llevando una vida honesta y honorable, evitando los problemas que afectaron las vidas de muchos de sus compañeros músicos. John Hurt fue un músico puro, tocaba para él o para un reducido grupo de amigos, desarrolló sus técnicas de canto y de guitarra solo para satisfacción personal y de repente se encontró con una gran cantidad de admiradores de su estilo. Nunca se amargó por haber conseguido el éxito tarde en su vida, por el contrario siguió deleitando a sus oyentes y ganando nuevos fanáticos con sus discos hasta semanas antes de tomar el tren para irse de este mundo el 2 de noviembre de 1966.

Un comentario sobre “Mississippi John Hurt (1893 – 1966)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s